NUESTROS VINOS  |  DENOMINACIÓN ORIGEN  |  LA BODEGA  |  EL PROCESO  |  LA FINCA  |  COMPRAR VINO  |  CATAS

El proceso de elaboración en Bodega Cuatro Vientos

El viñedo del que se abastece la bodega pertenece en un 85% a la propia sociedad, es decir: 25 hectáreas conforman el viñeedo propio, y otras 10 pertenecen a colaboradores.

Están ubicado a una altitud media de 1.150 metros, en lomas y laderas con una pendiente que oscila entre el 20,89% y el 36,41%, lo cual convierte a su cultivo en bastante complejo, dadas la dificultades de mecanización del viñedo. No obstante, la finca cuenta con medios que facilitan el desarrollo de las labores de campo, como tractores oruga, aplicadores de abono en profundidad y de fitosanitarios, sistema de riego de apoyo y abonado por fertirrigación ...

La confluencia de varios factores como altitud, latitud, suelo, pluviometría, orografía y temperatura hacen de esta vieja comarca vitivinícola una de las mejores para el cultivo de uva de calidad; además, en Cuatro Vientos se practica una agricultura ecológica y respetuosa con el medio ambiente.

La climatología, con fríos muy duros y nevadas en la época del reposo vegetativo, permite a los suelos acumular reservas. La brotación de las cepas es tardía y, normalmente, se presenta acompañada de lluvia primaveral y alguna ligera nevada. Todo ello contribuye a que, sin necesidad de riego, los frutos se desarrollen con vigor. En verano, al ser muy seco y cálido, las plantas se refrescan mediante un sistema de riegos de apoyo. Si bien, desde el enero hasta principios de agosto, no es necesario este riego, pues la generosidad del Mediterráneo envía nieblas vespertinas que humedecen el ambiente.

Estas peculiares condiciones del clima dan como resultado un fruto con una estructura polifenólica y aromática excepcionales, muy rico en azúcar así como en el resto de componentes vitales para conseguir vinos de alta calidad.

Clarificación y filtración


Crianza en toneles y cubas


Estabilización y filtración


Embotellado


Reposo en botella


Distribución y Consumo

Los viñedos

30 hectáreas de viñedos propios

Altitud media de 1.150 metros sobre el nivel del mar

Cultivos monovarietales en espaldera

Sistemas de control: fertirrigación, riego por goteo, control fitosanitario, ...

La vendimia

Control de maduración

Recolección en cajas de plástico

Tradición y modernidad

Recepción

Control de variedad y origen

Análisis Sanitario

Concentración de azúcares, Ph y acidez total

Intensidad colorante

Despalillado y estrujado

Rotura de las bayas y liberación del mosto

Separación del raspón o escobajos

Transporte por bombeo

Aireación y activación de las levaduras. Activación del inicio de la fermentación

Mejora gustativa, aumento del color y de la acidez

Encubado

Maceración del mosto y fermentación alcohólica

Depósitos de acero inoxidable con control térmico entre 24 y 28º C.

Sulfitado y empleo de enzimas

Levaduras autóctonas seleccionadas

Transformación de los azúcares de la uva, por medio de las levaduras, en alcohol etílico con desprendimiento de gas carbónico

Remontados

Aireación para favorecer la fermentación

Distribución homogénea de las levaduras

Dispersión térmica y refrescado del sombrero

Separación de los compuestos presentes en los hollejos

Homogenización del líquido

Descubado

Separación de la fracción líquida ( vino fermentado) de la sólida (orujos embebidos en el líquido)

Descube del vino

Descube del orujo

Prensado

Para vinos de prensa con un Ph. más elevado (0,1 a 0,2)

        Mayor cantidad de cenizas y alcalinidad

        Mayor intensidad de colorante

        Mayor IPT


Mayor cantidad de taninos

Mayor acidez volátil

Mayor contenido de nitrógeno

   

Labores finales

La bodega ‘Cuatro Vientos’ cuenta con los más modernos medios técnicos necesarios para la elaboración de vinos que el mercado exige y el gusto del consumidor demanda.

Despalilladora de acero inoxidable con bomba, una prensa neumática de acero de 5.000 kilos, depósitos de maceración con camisa de refrigeración para el control de la temperatura, varios equipos de frío, isotermo para esterilización de vinos, filtro de tierra, carcasa de micro filtración para los vinos blancos y una sala de envasado automático en donde se envasa y etiquetan 2.000 botellas a la hora.

Unas instalaciones que se ha mejoradas en el año 2011 con el proyecto de la construcción de una sala de cata y de crianza subterránea, con capacidad para 200 barricas nuevas y un túnel con zona de reposo en botella, gracias al apoyo recibido de la Junta de Andalucía.

Las instalaciones se dividen en lagar, sala de fabricación, sala de pre-envasado, sala de envasado y almacenes además de contar con un laboratorio técnico para el control de calidad y los análisis necesarios.

A éstas hay que añadir el histórico edificio que destaca por su lagar antiguo y la bodega con dos grandes cubas de 250 arrobas y decenas de toneles de roble nuevo americano para los vinos de crianza. Un museo de la tradición vitivinícola de la comarca y el bar-restaurante adjuntos a la bodega completan las instalaciones de esta empresa que pretende convertirse también en una referencia del turismo rural de la Alpujarra.